Pushkin

En un par de docenas de kilómetros de San Petersburgo se extiende la pequeña y pintoresca ciudad de Pushkin, que también se llama Tsárskoe Seló. A principios del siglo XVIII esta ciudad hermosa, que antes pertenecía a Suecia, fue presentada por Pedro el Primero a su esposa Ekaterina. En el año 1710 empezó la construcción d palacios y parques. A partir de este momento hasta la caída de la dinastía Romanov Tsárskoe Seló lleva las funciones de la Gran Residencia del Emperador. En la primera mitad del siglo XIX allí fue el Tsarskoselsky Liceo, donde estudiaba Pushkin; al mismo tiempo, Tsárskoe Seló fue reconocida a nivel oficial como la ciudad. Desde el año 1937 la ciudad cambió de nombre a Pushkin y recibió el estatus del área de conservación arquitectónica.  Los parques Ekateríninskiy y Aleksándrovskiy con sus patios y pabellones están incluidos en esta reserva, así como el Palacio de Babólovskiy Parque.

En el parque Ekateríninskiy se encuentra la atracción principal. Es el Palacio de su primera dueña – Catalina la Grande. Durante la vida de la señora impresionaba mucho menos, pero a finales del siglo XVIII fue reconstruido en la mejor tradición del lujoso barroco ruso. La vista externa e interna del Palacio brillan. La brillante fachada del Palacio está decorada afuera con molduras de estuco, y dentro de cada habitación hay muestras exclusivas de muebles antiguos, antigüedades y pinturas. Aquí se encuentra la famosa Cámara de Ámbar. También en el parque de la Gruta se encuentran la Galería de Cámeron y el Almirantazgo.

El otro Palacio de belleza increíble en Tsárskoe Seló es Alexandrovskiy. Es un edificio bajo en el estilo clásico construido en el año 1796. Una columnata doble es la decoración principal de la fachada frontal. Después de la construcción por Alejandro III este Palacio fue utilizado como residencia del último monarca Nicolás II. En el territorio del parque se encuentra el Pabellón Gótico Arsenal, el Pabellón Chino (ahora es un complejo hotelero), la medieval Torre Blanca y la Capilla Gótica Chapelle.

El número total de estructuras arquitectónicas en los parques de Tsárskoe Seló supera los cien. La verdura de los árboles caducifolios y coníferos cambia con los magníficos palacios, estanques y puentes con pequeños pabellones de diferentes estilos.

tour